EL BLOG NO ESTÁ ACTIVO HASTA NUEVA COMUNICACIÓN

VOLVERÉ, NO SE CUANDO

PERDONA LAS MOLESTIAS =)

martes, 6 de noviembre de 2012

Bechamel de espinacas y jamón

Buenos días a todos! Se ha levantado lluvioso hoy y me he dicho, voy a subir alguna receta más que tengo por ahí guardada.
Dejarme pensar... si, creo que si, os voy a poner un plato que me encanta. Me enseñó mi abuela a hacerlo y siempre en mis cumpleaños le pedía que me lo hiciera. Y ella tan buena siempre me complacía.
El plato es una Crema de bechamel con espinacas y jamón. El secreto de este plato es saber darle el toque a la bechamel y mi abuela siempre lo lograba, si es que tantos años en la cocina, valen mucho.

Empezaremos con los ingredientes:

  • 800 gr de espinacas cortadas congeladas o si son frescas un poco más, porque sabéis que menguan mucho al cocerlas.
  • 75 gr de jamón serrano en taquitos.
  • 3 cucharadas soperas de harina
  • leche (la que admita la crema)
  • Nuez moscada
  • aceite de oliva
  • sal
Una vez que tenemos cocidas nuestras espinacas, las escurrimos bien para quitarles la mayor parte del agua que puedan tener. Las pasamos a una sartén con un chorrito de aceite y las freímos unos minutos para que se termine de evaporar el agua que les quede. Incorporaremos en jamón y las echaremos una pizca de sal.
Dejaremos unos 8 minutos para que se reduzca el agua.


Cogemos nuestras 3 cucharadas de harina y las incorporamos en las espinacas, no pongáis el fuego muy alto que sino la harina se quema y no saldrán ricas. Daremos vueltas hasta que las espinacas absorban la harina y no quede ningún resto blanco de harina.


Es el momento de echar la leche. Al principio recomiendo remover con unas varillas para evitar los grumos, luego pasaremos a una cuchara de madera. Verteremos un poco de leche, como un vaso y lo moveremos bien. Cómo en la foto.


A continuación echáis un buen chorro de leche más, que queden bien regadas las espinacas y removemos ya con la cuchara, y con el fuego bajo iremos removiendo a menudo para que se vayan cociendo las espinacas y vayan formando la crema.


Dejáis que se consuma la leche un poco y cuando veáis que se va creando una crema,  vais incorporando un poco más de leche. Dejáis que cueza unos 8 minutos, probáis la crema y le incorporáis un polvo de nuez moscada y más sal si la necesita.


Os quedará una crema más o menos así, éste será el momento de apagar el fuego y taparla y dejarla reposar unos minutos antes de servir. Y este es el resultado, ¿a que tiene buena pinta?


BON APPÉTIT !!!

4 comentarios:

  1. Sin horno?? No me funciona y es pisó de alquiler me encanta las espinacas con bechamel y quisiera saber si necesito horno si le echo la bechamel echa

    ResponderEliminar
  2. Dubydu siento contestar tan tarde, me he devido despistar. En cuando a la bechamel de espincas y jamón NO necesita horno para nada, se hace a fuego o vitroceramica. El horno sólo es si quieres gratinarlo, pero en este caso no es necesario ya que es una crema de bechamel. Se come tal cual.

    Espero te saliera deliciosa.

    ResponderEliminar
  3. Serviría esta crema para rellenar una lasaña??? Gracias"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola R. Mora pues por supuesto que si, no deja de ser una crema bechamel, la única diferencia es que lleva espinacas y tiene más consistencia y mucho más rica. Yo he echo alguna lasaña así y salen deliciosas.
      Besos

      Eliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog.
Cada palabra es recibida con muchísimo cariño. Es un detalle que dediquéis un mínimo de vuestro tiempo... que es tan valioso, a visitarme y ha dejarme un poquito de vosotros.
Intento contestar a todos los comentarios, al menos lo intento. Leo cada uno de ellos y a veces me emociono, para mi es una satisfacción enorme y un honor poder compartir con vosotros,lo que mejor se me da, la cocina.
Un beso y un abrazo enorme a cada uno de vosotros.

FACEBOOK

GOOGLE+

SEGUIDORES