EL BLOG NO ESTÁ ACTIVO HASTA NUEVA COMUNICACIÓN

VOLVERÉ, NO SE CUANDO

PERDONA LAS MOLESTIAS =)

martes, 26 de febrero de 2013

Soufflé de espárragos trigueros

Pero que gracioso y original es este plato, a la vez de rico. Pero cuaaaantos problemas da a la hora de sacarlo del horno, verdad?

El soufflé es un plato ligero, elaborado al horno con claras de huevos batidas a punto de nieve y combinado con otros ingredientes. La palabra proviene del participio pasado del verbo francés Souffler, que significa soplar o inflar.
Los componentes principales son: la clara de huevo batida a punto de nieve y una base de nata o puré que da a la receta su toque de sabor y textura.
Las bases pueden ser muy variadas y llevar varios ingredientes como queso, chocolate o limón. Generalmente cuando sale del horno el soufflé se ve grande e hinchado, pero suele bajar muy rápido, en cosa de 2 minutos.
Para que te aguante un poco más, el truco es, una vez echa la base y mezclada con las claras, dejarlas en la nevera de un día para otro. Al día siguiente con el horno precalentado introducir el soufflé y tras 30 minutos a una potencia de 180º, deberemos bajar esa temperatura a 160º otros 15-20 minutos más. Lo más importante es no abrir el horno para nada, sino no valdrá nuestro consejo. Abrirlo poco a poco, así nos dudará el soufflé unos 20-30 minutos. Pero hay que servirlo y comerlo calentito, que es como está más rico.




Ingredientes (Para 4 personas):

  • 300 gr de espárragos trigueros
  • 1 cebolla pequeña
  • 4 huevos
  • 80 ml de caldo de verduras u otro que tengamos a mano
  • 50 gr de harina
  • 20 gr de mantequilla
  • 200 ml de leche
  • sal
  • pimienta blanca molida
  • aceite de oliva
Preparación:
  • Lavamos y cortamos la parte final y dura de nuestros espárragos. Los troceamos en varias porciones y reservamos.
  • Pelamos y cortamos la cebolla en juliana.

  • Calentamos una sartén con un poco de aceite y rehogamos la cebolla. A continuación echamos los espárragos y dejamos rehogar 5 minutos.

  • Vertemos el caldo de verduras en la sartén y dejamos cocer los espárragos hasta que estén tiernos. Sazonaremos al gusto de sal y pimienta.

  • Trituramos y obtenemos un puré. Reservamos.
  • En un cazo vertemos la mantequilla y la harina, luego incorporamos la leche caliente previamente y hacemos una especie de bechamel. Retiramos del fuego y agregamos el puré anterior de espárragos y dejamos templar.



  • En un recipiente a parte vamos separando las claras de las yemas, estas últimas las iremos incorporando al puré anterior, de una en una, y batiendo para que no se cuajen.

  • Las claras montarlas a punto de nieve, sabrán que están listas cuando no se caen poniendo el recipiente inclinando.
  • A la bechamel una vez fría definitivamente, le vamos agregando las claras montadas con movimientos envolventes. Tapamos con film transparente e introducimos la mezcla en la nevera, mejor de un día para otro.

  • Al día siguiente, precalentamos el horno, sacamos la mezcla de la nevera e introducimos en un recipiente apto para el horno (previamente aceitado y enharinado). El horno debe tener calor arriba y abajo durante 30 minutos. Pasado ese tiempo ¡¡¡¡¡Y sin abrir el horno!!! bajamos la temperatura a 160ºC durante 15-20 minutos más.


  • Dejamos reposar un poco dentro del horno una vez apagado y poco a poco abrir la puerta del horno, que el cambio no sea tan radical. Eso hará que nuestra obra de arte no se baje. Que aproveche!!!



BON APPÉTIT !!!

2 comentarios:

  1. Que razón tienes, que complicado hacer un souffle!! Pero lo que está claro es que si las cosas se hacen con cariño, salen, y si no mira lo bien que te ha quedado!!! Y encima con los espárragos tienen que estar deliciosos!!
    Besicos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También puedes hacerlo dulce, tendré que probarlo algún día. Y no es como ha quedado, sino lo rico que estaba!!

      Besitos =)

      Eliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog.
Cada palabra es recibida con muchísimo cariño. Es un detalle que dediquéis un mínimo de vuestro tiempo... que es tan valioso, a visitarme y ha dejarme un poquito de vosotros.
Intento contestar a todos los comentarios, al menos lo intento. Leo cada uno de ellos y a veces me emociono, para mi es una satisfacción enorme y un honor poder compartir con vosotros,lo que mejor se me da, la cocina.
Un beso y un abrazo enorme a cada uno de vosotros.

FACEBOOK

GOOGLE+

SEGUIDORES